Monrabal refuerza su apoyo a la Eficiencia Energética

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La eficiencia energética es una práctica que tiene como objeto optimizar los procesos productivos y el empleo de la energía utilizando lo mismo o menos para producir más bienes y servicios. Apostar por ello implica una reducción del impacto ambiental y el ahorro en facturas. 

En Monrabal nos hemos especializado en auditar y optimizar la gestión energética. La utilización de las últimas tecnologías y la implementación de herramientas de control inteligente nos permiten tomar el control del gasto energético, optimizarlo y lograr una reducción significativa de costes.

Diseñamos y gestionamos mejoras de la eficiencia energética en las siguientes instalaciones consumidoras de energía.

  • Redes públicas de calefacción y ACS.
  • Edificios municipales civiles y deportivos.
  • Redes de alumbrado público.

 

Calefacción urbana

En calefacción urbana, Monrabal propone y gestiona sistemas de suministro de agua caliente sanitaria y calefacción en las que el calor o energía térmica es producida en una central de biomasa que se distribuye por una red de tuberías urbana a los distintos edificios. Desde nuestra experiencia, podemos indicar las ventajas de la biomasa como combustible para calefacciones:

  • Recurso abundante, renovable y local.
  • Más económico que los combustibles fósiles.
  • Permite asegurar la cadena de producción y la disponibilidad.
  • Su almacenamiento previene el fallo en el suministro.
  • Genera empleo local permanente.
  • Reutiliza residuos de poda o de aserraderos.

 

Edificios públicos

Proponemos y gestionamos sistemas de ahorro energético aplicando la tecnología más eficiente en las instalaciones de los edificios públicos con el objetivo de optimizar el consumo, manteniendo las condiciones de confort. Contamos con herramientas propias de monitorización y software de gestión para el control centralizado de los edificios.

Las ventajas de estos sistemas de ahorro son:

  • Mínimo gasto energético.
  • Optimización de los recursos energéticos.
  • Uso de soluciones eficientes y respetuosas con el medio ambiente.
  • Monitorización de consumos.

 

Alumbrados públicos

En alumbrados públicos no solo se ahorra luz, sino que se consigue iluminar mejor consumiendo menos electricidad. Esta idea contribuye notablemente a mejorar el medioambiente y a reducir los costes de funcionamiento y operación de las instalaciones de alumbrado público. Contamos con herramientas propias de monitorización y software de gestión para el control centralizado. Según nuestra experiencia, podemos obtener importantes ahorros con la implantación de las medidas siguientes:

  • Instalando en el municipio nuevas luminarias de mayor rendimiento y menor contaminación lumínica que las existentes. 
  • Instalando sistemas de control y gestión telemáticos que faciliten la gestión y mantenimiento de las instalaciones de alumbrado.